All for Joomla The Word of Web Design
breaking news New

    Hemorroides en el embarazo

    ¿Qué son las hemorroides?

    Las hemorroides son vasos sanguíneos hinchados cerca del área rectal o ano. Típicamente su tamaño puede cubrir desde algo tan pequeño como un guisante a tan grande como una uva, y se puede desarrollar dentro del recto o por fuera.

    Las hemorroides pueden picar y causar un poco de incomodidad – o ser muy dolorosas. A veces causan sangrado rectal, especialmente cuando tienes una evacuación intestinal.

    ¿Por qué las hemorroides son más comunes durante el embarazo?

    El embarazo te hace más propensa a las hemorroides (así como a las venas varicosas en las piernas ya veces incluso en la vulva) por varias razones. Tu útero en crecimiento ejerce presión sobre las venas pélvicas y la vena cava inferior, una vena grande en el lado derecho del cuerpo que recibe sangre de los miembros inferiores. Esto puede retrasar el retorno de la sangre de la mitad inferior de tu cuerpo, lo que aumenta la presión sobre las venas debajo del útero y hace que se dilaten o hinchan.

    El estreñimiento (otro problema común durante el embarazo) también puede causar o agravar las hemorroides porque causan mas tensión cuando se tiene un movimiento de intestinal, y el esfuerzo excesivo conduce a las hemorroides.

    Las hemorroides son particularmente comunes en el tercer trimestre. Algunas mujeres las tiene por primera vez mientras están embarazadas. Y si las ha tenido antes del embarazo, es más probable que las tenga de nuevo ahora. También pueden desarrollarse mientras durante la segunda etapa del parto.

    El malestar o el sangrado de hemorroides es también una queja común durante el período postparto temprano. En la mayoría de los casos, sin embargo, las hemorroides que se desarrollaron durante el embarazo desaparecen poco después de dar a luz, especialmente si tienes cuidado de evitar el estreñimiento.

    ¿Cómo puedo evitar tener hemorroides?

    En primer lugar, toma medidas para evitar el estreñimiento: Come una dieta rica en fibra (granos enteros, frijoles, frutas y verduras), bebe mucha agua (unos 10 vasos  al día) y realiza ejercicio regularmente. Si ya tiene estreñimiento, pregunta a tu médico sobre tomar un suplemento de fibra o usar un ablandador de heces.

    No esperes cuando sientas la necesidad de tener un movimiento intestinal, y trata de no forzarlo.
    No te sientes en el inodoro más de lo necesario porque esto pone presión en tu área rectal.
    Si tu trabajo consiste en sentarse en un escritorio, levántate y muévete durante unos minutos cada hora. En casa, acuéstate en tu lado izquierdo cuando duermas (ver posiciones para dormir en el embarazo).

    ¿Qué puedo hacer para aliviar las hemorroides?

    La terapia con algo frío puede reducir la hinchazón y el malestar. Aplica un paquete de hielo (con una cubierta suave) a la zona afectada varias veces al día.

    Remoja la zona afectada en una tina de agua tibia durante 10 a 15 minutos unas cuantas veces al día. Si  no tienes una bañera, puedes comprar un baño de asiento en la farmacia.
    Trata de alternar tratamientos fríos y calientes.

     

    • Limpie suavemente, pero a fondo, el área afectada después de cada movimiento intestinal. Utilice papel higiénico suave e inodoro, que es menos irritante que las otras variedades.
    • Muchas mujeres encuentran más cómodo el uso de toallitas húmedas previamente humedecidas que el papel higiénico.
    • Pídele a tu médico que te recomiende un supositorio tópico anestésico que sea seguro de usar durante el embarazo. Hay muchos productos para el alivio de hemorroides en el mercado, pero consulta a tu médico antes de probar uno. Y tén en cuenta que la mayoría de estos productos deben ser utilizados por no más de una semana.

    Dolores Andrade63 Posts

      Madre de dos hijos, llena de consejos útiles para la belleza y para el cuidado de la salud.

      0 Comentarios

        Deja un comentario

        Login

        Welcome! Login in to your account

        Remember meLost your password?

        Lost Password