All for Joomla The Word of Web Design
breaking news New

    ¿Por qué duele el pecho cuando nos rompen el corazón?

     

    Términos como “angustia” y “dolor en el estómago” son más que meras metáforas: describen la experiencia del dolor físico y emocional. Cuando nos rompen el corazón, por ejemplo, experimentamos una mezcla de estrés emocional y las sensaciones inducidas por el estrés en la opresión de los músculos del pecho, el aumento de la frecuencia cardíaca, la actividad anormal del estómago y la dificultad para respirar.

    De hecho, el dolor emocional involucra las mismas regiones cerebrales que el dolor físico, lo que sugiere que los dos están inextricablemente conectados.

    ¿Pero por qué las emociones desencadenan sensaciones físicas?

    Los científicos no saben, pero recientemente investigadores descubrieron un posible camino de la mente al cuerpo.

    Según un estudio de 2015, la actividad en una región del cerebro que regula las reacciones emocionales llamado cortex del cíngulo anterior ayuda a explicar cómo un dolor emocional puede desencadenar una cascada biológica.

    Durante una experiencia particularmente estresante, el cortex del cíngulo anterior puede responder al aumentar la actividad del nervio vago, el nervio que comienza en el tallo cerebral y se conecta al cuello, el tórax y el abdomen. Cuando el nervio vago se sobreestimula, puede causar dolor y náuseas.

    La angustia no es la única forma en que el dolor emocional y físico se cruzan en nuestro cerebro.

    Estudios recientes muestran que incluso experimentar dolor emocional en nombre de otra persona, es decir, empatía, puede influir en nuestra percepción del dolor. Y este efecto de empatía no se restringe a los humanos.

    En 2006, un artículo publicado en Science reveló que cuando un ratón observa a su compañero de la jaula en agonía, aumenta su sensibilidad al dolor físico. Y cuando entra en contacto cercano con un ratón amigable y sano, su sensibilidad al dolor disminuye.

    Aunque las vías biológicas subyacentes a estas conexiones entre el dolor físico y el mental no se comprenden bien, estudios como estos revelan cuán intrincada es la conexión y cuán real puede ser el dolor del pecho.

    Dolores Andrade67 Posts

      Madre de dos hijos, llena de consejos útiles para la belleza y para el cuidado de la salud.

      0 Comentarios

        Deja un comentario

        Login

        Welcome! Login in to your account

        Remember meLost your password?

        Lost Password