All for Joomla The Word of Web Design
breaking news New

    ¿Cómo reducir la ansiedad en adultos mayores?

    Envejecer es una de las etapas más complejas de la vida de todo ser humano, se producen muchos cambios a nivel físico, psicológico y social que afectan significativamente la rutina de la persona.

    De acuerdo con lo anterior, la experiencia de entrar en la etapa de la vejez viene acompañada de altos niveles de ansiedad, el detonante de la misma principalmente es la preocupación excesiva por su estado de salud y el notable deterioro típico de la edad que se acentúa conforme pasan los años, llegando a estados críticos alrededor de los 80 años de edad.

    Es necesario reducir los niveles de ansiedad

    En ese sentido es importante prestarles mucho apoyo a los adultos mayores para que puedan vivir esta nueva etapa de una manera más llevadera y menos traumática e incluso puedan disfrutarla.

    Disminuir la ansiedad así como los factores que intervienen en su aparición representa uno de los retos más importante que deben superar las personas de la tercera edad, sus familiares, amigos, médicos y psicólogos.

    Todos pueden ayudar

    En primer lugar el apoyo familiar es fundamental, al adulto mayor le genera mucha ansiedad y frustración las habilidades que va perdiendo con el pasar de los años y para las cuales necesita ayuda como por ejemplo,  para recordar las horas en las cuales se debe tomar sus medicamentos.

    Tener familiares a su lado que representes un apoyo o guía disminuirá notablemente la preocupación que la persona pueda tener debido a que cuenta con alguien que pueda realizar esas actividades vitales por él.

    Así mismo, incluirlos en las actividades grupales que aun pueda desempeñar, bailes, juegos de mesa, ver una película junto a sus nietos son actividades que reducen los niveles de Ansiedad, tomando en cuenta que el deterioro es progresivo, los familiares y/o cuidadores deben adaptar estas actividades a las capacidades cada vez más reducidas del adulto mayor. Por ejemplo, cuando sea incapaz de caminar, llevarlo de paseo al parque en una silla de ruedas representa una buena alternativa.

    Por otro lado, cuidar a un adulto mayor representa una gran responsabilidad, una atención constante y una inversión de tiempo. En ese sentido es importante buscar ayuda para evitar la sobre carga.

    Personal especializado, casas para abuelos, instituciones u otros familiares pueden representar un gran apoyo al momento de dividirse los cuidados y tareas, evitando además que los cuidadores dejen de hacer sus actividades diarias por cuidar al anciano.

    Podemos mejorar su calidad de vida

    Es importante demostrarles aprecio, reformar su autoestima con halagos, recordarles a diario lo importantes que son y reforzar conductas positivas como ordenar la cocina, esto ayudará además a mantener su sentido de utilidad.

    De igual manera, ayudar a mantener sus habilidades sociales compartiendo con él, constantemente anécdotas, historias, algún evento importante del día a día y noticias (Preferiblemente positivas) o los resultados de algún partido de futbol para los adultos mayores amantes de los deportes.

    De igual manera, se recomienda fomentar el crecimiento espiritual del adulto mayor, en esta etapa donde la muerte está cada vez más presente y cerca, las creencias en cuanto a lo espiritual representan un pilar de apoyo fundamental para la persona, que les puede brindar paz y regocijo.

    En la medida de lo posible y dependiendo de la religión de la persona es conveniente acompañarlo los domingos a la iglesia, en caso de que su visión esté deteriorada, leerle la biblia o acompañarlo a conversar con representantes de su religión que puedan orientarlo. Esto puede disminuir mucho sus niveles de ansiedad al intervenir directamente sobre la percepción que tiene la persona sobre la muerte y la vida después de esta.

    Así mismo, es necesario promover hábitos saludables y el cumplimiento de los cuidados recomendados por el personal médico. El correcto cumplimento de estas ayudará a mejorar la salud y por consecuencia reducir los niveles de ansiedad correlacionados a los síntomas de las enfermedades que pueda padecer la persona.

    Finalmente es necesario que las personas que comparten con adultos mayores, ya sean profesionales de la salud, cuidadores, voluntarios o familiares se capaciten en todos los temas referentes a la vejez, desde farmacología hasta factores psicosociales relacionados al envejecimiento.

    Así podrán entender mejor los cambios de esta etapa, sus características y cómo afrontarlos. Un conocimiento y compresión adecuada ayudaran no solo a la disminución de la ansiedad en el adulto mayor, sino además a una mejora significativa en sus cuidados y su calidad de vida.

    Daniela Onofrietti2 Posts

      Psicóloga clínica y redactora.

      0 Comentarios

        Deja un comentario

        Login

        Welcome! Login in to your account

        Remember meLost your password?

        Lost Password